Desaceleración empuja a países desarrollados a tener tasas negativas

El costo del dinero por mantenerlo invertido en las entidades bancarias en Estados Unidos y el de prestar podría llegar a cero si la Reserva Federal siguiera las instrucciones del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta medida ya se ha implementado en países que necesitan estimular el crecimiento y la inversión. Dinamarca, Suecia, el Banco Central Europeo y Japón mantienen  sus tasas de política monetaria negativas. Esto tiene un impacto sobre el ahorro pues implica que quienes ahorran recibirán menos de lo que tienen pero estimula a quienes demandan préstamos.

El 8 de agosto del 2019 en Dinamarca, Jyske Bank, el tercer banco más importante de ese país, anunció que ofrecerá préstamos hipotecarios a 10 años con una tasa de -0,5%, es decir que si presta 100 mil euros, lo que debe pagar quien solicita el crédito son 99.500 euros. Esta es la primera vez que en ese país se da esta situación explicaba Bloomberg. Otros dos bancos daneses anunciaron que daría créditos hipotecarios a 20 y 30 años en el futuro cercano.

El 21 de agosto la agencia de noticias EFE informaba que Alemania sacó al mercado un bono de renta fija a 30 años con una tasa negativa, “Alemania ha colocado hoy 824 millones de euros en bonos a 30 años a una tasa de interés media negativa por primera vez, del menos 0,11 %, frente al 0,30 % de la puja anterior de ese vencimiento, y con un cupón del 0%.

El Bundesbank informó este miércoles de que la subasta tuvo una demanda muy baja y que los inversores ofrecieron 869 millones de euros.”

Para los inversionistas esto significa que están pagando por que se les guarde su dinero y puede tener impacto en las pensiones, pero todo dependerá de la combinación de activos de los inversionistas.

¿Porqué no en América Latina?

Normalmente América Latina tiene tasas de interés altas debido a:  altas inflaciones o al riesgo de impago. Por ello no es lo mismo para un inversionista guardar su dinero en Argentina, que le ofrecería tasas atractivas a hacerlo en Alemania, ya que la historia ha mostrado que hay mayor incertidumbre económica en Argentina que en Alemania.

Implicaciones internacionales

Los países latinoamericanos utilizamos como referencia la tasa de interés de Estados Unidos para los créditos en dólares. Entre más baje la tasa de interés, suponiendo un tipo de cambio respecto al dólar estable, haría que los créditos en esa moneda aumenten, por lo cual aumentaría la demanda de crédito en dólares y el tipo de cambio podría verse presionado a depreciarse.

 

En Dinamarca las tasas de interés hipotecarias se volvieron negativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s